8 consejos para elegir el sofá perfecto

La elección de un sofá es una de las decisiones más importantes que puede tomar para amueblar su casa. Piénselo: gran parte de su vida doméstica se centra en esta pieza. Relajarse después del trabajo o el fin de semana, ver la televisión, recibir a los amigos y a la familia, dormir la siesta… ¡todas las actividades tienen lugar en el sofá! Así que, antes de invertir en esta pieza clave, siga leyendo estos consejos de diseño de Sofás Moradillo sobre cómo elegir el sofá perfecto para su hogar.

1. Considere su estilo de vida

Antes de analizar los diferentes estilos de sofás, tómese un momento para considerar su estilo de vida y lo que puede necesitar de un sofá en el día a día. Si tiene una familia numerosa, un sofá seccional puede ser la mejor opción para usted. Si tiene mascotas o niños, puede ser una buena idea optar por una tapicería de tela resistente a las manchas. Si la relajación y la comodidad son lo más importante para usted, puede buscar estilos de sofás con movimiento que se reclinen. Ir a la compra teniendo en cuenta unos cuantos «imprescindibles» le ahorrará mucho tiempo y energía.

2. Determine la orientación del sofá

Otro elemento que debe decidir antes de ir a comprar es cómo piensa orientar el sofá en su espacio. ¿Va a colocar el sofá contra una pared o lo va a exponer en el centro de una habitación donde su respaldo quedará expuesto? Si busca un seccional, ¿dónde quiere que esté la pieza de la esquina? Conocer estos detalles le ayudará a eliminar cualquier opción que no se ajuste a sus necesidades.

3. Medir y volver a medir

Nunca se mide demasiado. Se pueden cometer muchos errores en este paso del proceso, así que asegúrese de saber exactamente el tamaño del sofá que puede acomodar su espacio, incluyendo la longitud, la altura y la anchura. También es importante tomar las medidas de las puertas y los pasillos, porque aunque un sofá puede tener el tamaño perfecto para tu salón, puede que no quepa por la puerta principal o por los pequeños huecos de las escaleras.

4. Sea selectivo con el tipo de tela/cuero de la tapicería

Elegir la tela de tapicería o el tipo de piel adecuados para su estilo de vida es vital. Como se mencionó anteriormente, si tiene mascotas o niños pequeños, es prudente optar por una selección de telas de alto rendimiento. También es esencial investigar la calidad de la tela de tapicería o el tipo de cuero de cualquier sofá que te guste, incluyendo los códigos de limpieza y las recomendaciones de mantenimiento.

5. Elija un color que funcione con su espacio

Ahora es el momento de tomar una de las decisiones más importantes… ¡el color de su sofá! Hay muchas direcciones diferentes que puede tomar aquí, desde una declaración brillante, a un patrón detallado o un neutro fiable. No hay nada malo o bueno en el tipo de paleta que elijas, siempre y cuando sea algo que sepas que te va a encantar (y de lo que no te vas a cansar) en los próximos años.

6. Elija un estilo que se adapte a su hogar

Por supuesto, otro componente a tener en cuenta es el mobiliario existente en su espacio vital. Si sus sillas laterales, la mesa de cóctel y la consola tienen un estilo más tradicional, le sugerimos que se ciña a este tipo de estilo para su sofá. Del mismo modo, un hogar más contemporáneo suele requerir un sofá moderno como complemento. Sin embargo, según su nivel de comodidad en el diseño, puede mezclar y combinar estilos, siempre y cuando el resultado final cree una declaración cohesiva y atractiva.

7. Tenga en cuenta el estilo de los brazos

El estilo de los brazos de un sofá es a menudo una idea tardía, pero no debería ser así. Con muchos estilos que van desde las siluetas aladas hasta los ángulos de líneas limpias, desde los apoyabrazos enrollados hasta los de gran tamaño y los de tamaño inferior, hay infinitas opciones que ofrecen diferentes beneficios. También es crucial probar los brazos de cualquier sofá que te guste, para asegurarte de que son resistentes y firmes.

8. Pruebe los cojines del asiento

Los cojines de los asientos tienen muchas formas y tamaños diferentes. Si está comprando una pieza de confort para vivir, querrá buscar una sensación más cómoda, de «hundimiento». Pero, si está comprando para una zona de estar formal, puede querer ir con un cojín firme y estructurado que mantenga su forma.

Deja un comentario