5 consejos para comprar protectores de esquinas

Los protectores de esquinas son paneles sólidos con una forma tal que pueden fijarse fácilmente a las esquinas de las paredes en áreas de alto tráfico de los edificios como protectores de pared Unimat de ser dañadas. Los protectores de esquinas pueden venir en un número de diferentes metales, incluyendo protectores de esquinas de acero inoxidable, así como acero galvanizado, acero industrial y chapa de aluminio, lo que permite un buen protector de esquinas para cualquier situación.

1. Fijarlo una vez

Sin un protector de esquinas, la misma esquina de la pared puede dañarse una y otra vez, especialmente en zonas de mucho tráfico. No importa si es en un entorno doméstico o industrial, tener que arreglar la misma mancha una y otra vez puede ser realmente frustrante.

Con un protector de esquinas, la mancha sólo tiene que arreglarse una vez con la simple aplicación del protector, y luego hay que olvidarse de ella. Los protectores de esquinas garantizan una duración mucho mayor que la de cualquier trabajo de reparación, y como vienen en una variedad de estilos, pueden añadir un efecto de estilo en el proceso.

2. Guarde su dinero

Otra consecuencia de reparar continuamente las esquinas dañadas de las paredes es el coste que conlleva. Ya sea simplemente comprando los materiales para arreglar en casa, o contratando a alguien para reparar varias esquinas de pared en un edificio de apartamentos o en un entorno corporativo, las reparaciones tienen un coste.

A diferencia de los protectores de esquinas, cuyo coste inicial es un gasto único, los costes de reparación pueden acumularse con el tiempo. Los protectores de esquinas pueden comprarse por tan solo 30 dólares e incluso si una sola sesión de reparación costara menos que eso, con el tiempo llegaría a costar mucho más.

3. Mantener las apariencias

No hay nada que rebaje más el valor visual de una propiedad que las paredes astilladas y abolladas. La instalación de protectores de esquinas en las esquinas que se dañan con más frecuencia en una casa o edificio puede aumentar en gran medida el valor y la impresión que se lleva la gente al entrar y ver el espacio.

Los protectores de esquinas no sólo protegen las esquinas de las paredes de ser abolladas y feas, sino que las unidades en sí mismas son bastante agradables estéticamente y pueden venir en una variedad de aspectos diferentes que permiten a los usuarios comprar uno que coincida con el estilo de su casa, propiedad o negocio.

4. Olvídese del estrés

Estar constantemente preocupado por el bienestar de un espacio es una pérdida de tiempo y energía. Descubrir constantemente que las paredes están dañadas -de nuevo- puede causar un serio enfado y ansiedad, especialmente cuando se trata de mantener la apariencia y el mantenimiento de un edificio. Invertir en protectores de esquinas puede disminuir en gran medida la cantidad de estrés que se experimenta por la protección del espacio en cuestión, y permite a los propietarios trasladar sus preocupaciones a otros asuntos mucho más urgentes.

Esto también es un resultado realmente bueno para los lugares en los que otras personas utilizan el espacio. Desgraciadamente, no se puede controlar a las personas, y los accidentes ocurren. Si los propietarios no tienen que preocuparse de que los inquilinos dañen las paredes, puede aliviar mucho estrés de sus hombros.

5. Ahorro de tiempo

Este es un punto importante si las reparaciones no se subcontratan. Lleva tiempo reparar las paredes dañadas, especialmente si se toman las medidas adecuadas para repararlas bien. Por no hablar del hecho de que, una vez reparado el muro, habrá que repetirlo una y otra vez cada vez que se dañe. Mientras tanto, los protectores de esquinas se instalan en cuestión de minutos. Es simplemente cuestión de aplicar un buen adhesivo en la parte posterior y presionar la unidad en la esquina de la pared correspondiente. Luego, esa pared no tendrá que volver a arreglarse hasta que haya que cambiar el protector de esquinas, lo que podría tardar años.

Deja un comentario