4 consejos para ayudarle a elegir el bolardo adecuado

Comprar bolardos probablemente no es algo que haga con regularidad y, por lo que ha visto de ellos en lugares públicos en las aceras, parecen bastante básicos y aburridos, ¿verdad? Pues no es así, de hecho hay un gran número de tipos, tamaños y colores de bolardos disponibles, y puede llegar a ser bastante abrumador. Este artículo cubre los aspectos básicos que debe tener en cuenta al comprar un bolardo.

¿Para qué necesita los bolardos?

Lo primero que debe tener en cuenta es para qué necesita los bolardos. Los bolardos son útiles para varias funciones, como por ejemplo:

  • La protección de edificios y propiedades.
  • La creación de zonas peatonales en lugares públicos.
  • Mejorar la seguridad de los conductores y los peatones mediante medidas para calmar el tráfico.
  • Impedir que la gente utilice los aparcamientos privados.

¿Qué tipo de bolardo necesita?

Existen numerosos tipos de bolardos, pero ¿cuál es el más adecuado para sus necesidades? Los diferentes tipos de pilonas son

  • Bolardos fijos – Estos bolardos están incrustados en el suelo y por lo tanto no son fáciles de quitar. Son ideales para entornos permanentes en los que se van a realizar muy pocos cambios en el trazado, como una acera pública.
  • Bolardos extraíbles – Lo contrario a los bolardos fijos, ya que, como su nombre indica, pueden extraerse. Para fijarlos en su sitio se utiliza un dispositivo de bloqueo que se puede desactivar cuando es necesario retirarlos. Se suelen encontrar en el exterior de los edificios y en zonas públicas.
  • Bolardos automáticos – También conocidos como bolardos ascendentes o telescópicos, se elevan hacia dentro y hacia fuera del suelo para bloquear el tráfico o impedir el acceso de vehículos a zonas no autorizadas. Son ideales para el control del tráfico.
  • Bolardos decorativos – La función principal de estos es añadir un atractivo estético a la fachada de un edificio o a las aceras públicas.

¿Qué materiales se deben utilizar?

Como se ha mencionado anteriormente, los bolardos están disponibles en diferentes materiales y es necesario considerar qué material es la mejor y más adecuada opción para usted. Los materiales más comunes para los bolardos son:

  • Acero: Los bolardos de acero son increíblemente robustos y resistentes a la corrosión.
  • Aluminio: Un material ligero y maleable que es una opción perfecta para bolardos decorativos o de retirada.
  • Hormigón: perfecto para bolardos de seguridad resistentes a los impactos. El perfil imponente y el peso inherente de los bolardos de seguridad de hormigón los convierten en una clara guía para el tráfico.
  • Plástico: Una opción de bajo coste y bajo mantenimiento. Los bolardos de plástico se encuentran habitualmente como opción temporal en obras de construcción o aparcamientos.

¿Cómo quiere que sean sus bolardos?

Los bolardos que se ven en la vida cotidiana suelen ser bastante aburridos, pero esto no tiene por qué ser así. Los bolardos están disponibles en una serie de materiales, tamaños y colores que se adaptan a sus necesidades, por lo que puede personalizar sus bolardos en función del lugar al que vayan. Por ejemplo, para una obra de construcción, un color naranja neón es ideal para encajar con el entorno.

Deja un comentario