5 consejos expertos para hacerse el mejor tratamiento facial en casa

Los tratamientos faciales son una de las cosas más relajantes y lujosas que puedes hacerte. Ahora mismo, muchos de nosotros necesitamos cuidarnos y desestresarnos más que nunca, pero no es posible reservar una cita con tu esteticista favorito para un tratamiento facial profesional. Por suerte, aún es posible hacerse un tratamiento facial de calidad de spa en casa.

Llamar a algo facial en casa significa que voy a hacer algo más profundo que mi rutina diaria. Puedes hacerlo una vez a la semana en casa. Ahora es el momento perfecto para intentar recrear tus tratamientos faciales favoritos. Aunque ahora tengamos mucho tiempo en casa, un tratamiento facial debería considerarse un capricho, no algo cotidiano. Siga estos consejos de GEMA CABAÑERO:

1. Crea una atmósfera relajante

Si no puedes ir al spa, puedes traer el spa a ti creando un ambiente relajante en casa. Puede parecer un paso pequeño, pero borrar todo el estrés posible para desconectar hará que tu tratamiento facial sea mucho mejor.

Lorencin recomienda tomar un baño con sal de epsom. Si no te apetece un baño de cuerpo entero, puedes remojar los pies para conseguir la misma sensación desestresante. Es muy saludable para todos esos puntos de presión del pie y es muy relajante.

Para una relajación óptima, añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda (pero puedes utilizar cualquier aceite esencial que te parezca adecuado). Asegúrate de encender algunas de tus velas favoritas y poner una lista de reproducción relajante de tu elección.

2. Limpia bien tu piel

Antes de hacer cualquier otra cosa en tu rostro, tienes que empezar con un lienzo limpio. Cualquier maquillaje o producto que quede en la piel hará que el tratamiento facial sea menos eficaz. Para asegurarte de que tu piel está lo más limpia posible antes de empezar el proceso facial, prueba la doble limpieza.

Limpia primero con un limpiador a base de aceite, pero la segunda limpieza debe ser más bien un limpiador desengrasante. El limpiador a base de aceite eliminará el maquillaje, los productos y el sebo, mientras que el limpiador a base de agua limpiará tu piel de cualquier suciedad como el sudor, dejándote con una piel reluciente y lista para los siguientes pasos.

3. Vaporiza tu piel

Si eres un entusiasta de los tratamientos faciales, sabrás que la mayoría de ellos incluyen algún tipo de proceso de vaporización. La vaporización del rostro ayuda a abrir los poros y a suavizar la capa superior de la piel para prepararla para la exfoliación.

Si quieres vaporizar tu rostro en casa, ten mucho cuidado de no vaporizar demasiado tu piel, ya que esto puede provocar sequedad. Hay dos formas de vaporizar el rostro (de forma segura). Puedes colocar tu cara sobre un recipiente de agua caliente y cubrir tu cabeza con una toalla para atrapar el vapor, o empapar una toalla en agua caliente y ponerla sobre tu cara, asegurándote de que el agua no esté lo suficientemente caliente como para quemarte.

4. Exfoliar para suavizar y dar luminosidad

Todo buen tratamiento facial casero (o facial en general) implica una exfoliación para eliminar las células muertas y revelar una piel radiante. Se recomiendan utilizar un exfoliante químico o enzimático en lugar de uno físico (como un exfoliante). Los exfoliantes «dejan pequeñas micro-lágrimas en el rostro». Las micro-desgarraduras son pequeños arañazos», que pueden irritarse y provocar brotes.

Sin embargo, la exfoliación con un exfoliante crea un lienzo perfecto para el resto del tratamiento facial en casa. La exfoliación ayuda a abrir los poros y a suavizar la textura de la piel. Recomienda masajear la piel con un exfoliante químico o enzimático, centrándose en las zonas problemáticas, como la zona T, que pueden ser más grasas o tener los poros obstruidos.

5. Masajea con una mascarilla

Un tratamiento facial no estaría bien sin algún tipo de mascarilla. Puedes elegir la mascarilla que quieras utilizar en función de las necesidades de tu piel, pero Chan recomienda buscar una mascarilla con ingredientes desintoxicantes que te ayuden a limpiar los poros, ya que éstos estarán abiertos después de la exfoliación (piensa en una mascarilla de arcilla o de carbón vegetal).

Deja un comentario