4 Pasos para la compra de una vivienda

Tener una casa propia es un gran sueño. Pero no te dejes engañar. Requerirá que hagas algunos sacrificios importantes y encontrar una casa requiere disciplina y esfuerzo, por no hablar de dinero en efectivo. Pero con un poco de determinación, puede emprender el camino hacia la compra de la casa de sus sueños.

He aquí 4 pasos básicos de Housers para comprar una casa:

1. Determine su presupuesto

El primer paso hacia la compra de una casa implica un poco de introspección. Es necesario que se examine a sí mismo y a sus finanzas y que determine qué planes tiene para los próximos años y cuánto puede permitirse pagar.

Empieza con tus ingresos mensuales totales. Suma los ingresos después de impuestos tuyos y de tu cónyuge (si es el caso), los ingresos regulares de los bienes que poseerás después de comprar una casa y cualquier otro ingreso. Estos son sus ingresos mensuales totales. El siguiente paso es determinar tus gastos mensuales. No incluya su alquiler actual si va a comprar una casa para vivir en ella.

Reste el total de sus gastos mensuales del total de sus ingresos mensuales y la cifra que tiene es aproximadamente lo que puede pagar cada mes en un préstamo. También hay que tener en cuenta hacia dónde se dirige tu carrera y si es probable que haya aumentos de sueldo. También hay que tener en cuenta la familia. ¿Es probable que usted o su cónyuge necesiten ausentarse del trabajo para criar a un hijo, lo que podría mermar mucho sus ingresos?

2. Cuánto puede pedir prestado

Ahora que sabe la cantidad total que puede dedicar a las cuotas de la hipoteca, debe determinar cuánto puede pedir prestado. Esta cantidad variará de un prestamista a otro, y muchos ofrecen ahora calculadoras en línea que le permiten determinar su límite de préstamo. Su Hipoteca ofrece diferentes calculadoras y herramientas interactivas fáciles de usar que le ayudarán a modelar cualquier escenario complejo relacionado con la hipoteca y la inversión.

También puede preguntar a los agentes hipotecarios, que tendrán una buena idea de cuánto le prestarán los prestamistas de su panel en función de sus ingresos, deudas, activos, número de personas a su cargo y si va a comprar la propiedad solo o con otra persona.

La calculadora de asequibilidad de esta página web hace una estimación muy conservadora de la cantidad que podrá pedir prestada y de los costes que tendrá que afrontar en función del estado en el que viva.

También puedes utilizar una calculadora de préstamos hipotecarios para obtener una estimación de las cuotas de tu hipoteca. Los cálculos resultantes se basan en la cantidad financiada solicitada, la duración del plazo del préstamo y el tipo de interés. Sin embargo, la estimación no es un presupuesto ni una oferta de préstamo, por lo que tendrás que hablar con un planificador financiero antes de solicitar un préstamo hipotecario. No olvides reservar suficiente dinero para el depósito, que suele ser como mínimo el 10% del valor de la vivienda. También hay que pagar el impuesto de timbre de la propiedad, que costará varios miles de dólares, dependiendo del estado en el que vivas.

3. Buscar un préstamo hipotecario

Los prestatarios que buscan un préstamo hipotecario competitivo deben informarse sobre los diferentes préstamos hipotecarios disponibles. Además, los prestatarios deben familiarizarse con los tipos de interés de estos préstamos, así como con las características del producto.

Los prestatarios deben decidir qué características del préstamo necesitan. Si quiere tener la seguridad de saber exactamente el importe de sus cuotas, un préstamo fijo puede ser lo que necesita. Si cree que los tipos de interés podrían bajar en el futuro, un tipo variable podría ser más adecuado.

Los préstamos que ofrecen facilidades de reintegro son muy populares, ya que permiten a los prestatarios pagar más que las cuotas mínimas regulares de la hipoteca y retirar las cuotas sobrantes. Algunos prestamistas ofrecen facilidades de reintegro gratuitas, mientras que otros cobran.

4. Conocer las ofertas del mercado

Es importante que los prestatarios sepan qué ofertas hay en el mercado para conseguir el mejor trato. Este es un momento en el que la publicidad puede ser su amiga. Los anuncios en la televisión y la radio, los periódicos y las revistas Magazine son lugares excelentes para averiguar qué ofertas ofrecen los prestamistas en la actualidad.

Deja un comentario